Qué es la Tarjeta Naranja en el fútbol: Todo lo que necesitas saber

La Tarjeta Naranja es una tarjeta de advertencia utilizada en el fútbol para sancionar a los jugadores por conducta antideportiva o faltas graves. Aunque es menos común que la Tarjeta Amarilla o la Tarjeta Roja, aún tiene un significado importante en el juego.

La Tarjeta Naranja se muestra al jugador cuando comete una falta grave o muestra una actitud irrespetuosa hacia el árbitro, los jugadores o el público. Además, también puede ser mostrada cuando un jugador acumula varias faltas leves y ya ha recibido una Tarjeta Amarilla.

A diferencia de la Tarjeta Amarilla, que es una advertencia, la Tarjeta Naranja es más seria y puede resultar en la expulsión del jugador del campo de juego. Dependiendo de la gravedad de la falta, el árbitro puede decidir mostrar directamente la Tarjeta Naranja sin pasar por la Tarjeta Amarilla.

Es importante destacar que las reglas y el uso de la Tarjeta Naranja pueden variar en diferentes competiciones y ligas de fútbol. Algunas ligas pueden no utilizarla en absoluto, mientras que otras pueden tener sus propias reglas específicas para su uso.

Índice
  1. Qué tipos de tarjetas hay en el fútbol
  2. Cuántas tarjetas hay en el fútbol y cuáles son

Qué tipos de tarjetas hay en el fútbol

En el fútbol, existen dos tipos de tarjetas utilizadas por los árbitros para sancionar las faltas y conductas antideportivas de los jugadores: las tarjetas amarillas y las tarjetas rojas.

Las tarjetas amarillas son utilizadas para advertir a un jugador sobre su comportamiento antideportivo. Cuando un jugador recibe una tarjeta amarilla, se le muestra al árbitro un cartón de color amarillo y se registra su nombre en el libro de sanciones. Esta tarjeta implica una advertencia formal y generalmente se muestra cuando un jugador comete una falta táctica, una conducta antideportiva o reitera faltas leves.

En caso de recibir dos tarjetas amarillas en el mismo partido, el jugador es expulsado y debe abandonar el campo de juego. A esta acción se le conoce como «doble amonestación» y se considera como una tarjeta roja. Además, acumular un número determinado de tarjetas amarillas a lo largo de una competición puede tener consecuencias, como la suspensión del jugador en el siguiente partido.

Por otro lado, las tarjetas rojas son utilizadas para expulsar a un jugador de forma inmediata del partido. Cuando un jugador recibe una tarjeta roja, se le muestra al árbitro un cartón de color rojo y se le registra en el libro de sanciones. Esta tarjeta se muestra en casos de faltas graves, conductas violentas, agresiones, insultos o cualquier comportamiento que ponga en peligro la integridad física de otro jugador.

Cuando un jugador es expulsado con tarjeta roja, su equipo debe continuar el partido con un jugador menos y, en algunos casos, puede recibir sanciones adicionales, como multas o suspensión de partidos.

Cuántas tarjetas hay en el fútbol y cuáles son

En el fútbol, existen dos tipos de tarjetas que son utilizadas por los árbitros para sancionar a los jugadores por conductas antideportivas o infracciones cometidas durante el partido. Estas tarjetas son la tarjeta amarilla y la tarjeta roja.

La tarjeta amarilla es una advertencia para el jugador que ha cometido una falta leve o ha mostrado una conducta antideportiva. Cuando un jugador recibe una tarjeta amarilla, está siendo amonestado por el árbitro y se le indica que debe tener cuidado para evitar recibir una segunda tarjeta amarilla, lo cual resultaría en su expulsión del partido. Al recibir una tarjeta amarilla, el jugador debe abandonar temporalmente el campo y esperar a que el árbitro le indique que puede regresar.

Por otro lado, la tarjeta roja es una sanción más severa que indica la expulsión inmediata del jugador del partido. Un jugador puede recibir una tarjeta roja por cometer una falta grave, mostrar una conducta violenta, insultar o agredir a otro jugador, o por acumular dos tarjetas amarillas durante el partido. Cuando un jugador es expulsado con una tarjeta roja, su equipo debe continuar el partido con un jugador menos y el jugador expulsado deberá abandonar el campo de manera definitiva.

Es importante destacar que las tarjetas amarillas y rojas son herramientas utilizadas por los árbitros para mantener la disciplina y el fair play en el fútbol. Estas tarjetas permiten sancionar las conductas antideportivas y garantizar un juego limpio y justo para todos los jugadores y equipos involucrados.

¡Con esta información, serás un experto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para asegurar que obtengas la mejor experiencia en nuestra plataforma. Leer más