¿Cuál es la Regla 14 del fútbol y cómo se aplica en el juego?

La Regla 14 del fútbol se refiere al fuera de juego, una regla fundamental que ayuda a mantener un equilibrio en el juego y evitar ventajas injustas para los jugadores atacantes. El fuera de juego ocurre cuando un jugador se encuentra más cerca de la línea de gol rival que el balón y el penúltimo defensor en el momento en que el balón es jugado hacia él.

Cuando un jugador se encuentra en posición de fuera de juego, se considera que está en una posición adelantada. Sin embargo, estar en posición de fuera de juego no es una infracción en sí misma, sino que se castiga cuando el jugador en posición de fuera de juego interviene en el juego o afecta a un adversario.

Un jugador en posición de fuera de juego puede ser sancionado si:

1. Interfiere con un adversario: Esto ocurre cuando el jugador en posición de fuera de juego influye en la capacidad de un defensor para jugar el balón.

2. Obtiene una ventaja de estar en posición de fuera de juego: Si el jugador en posición de fuera de juego recibe el balón directamente de un rebote, un despeje del defensor o un pase intencionado de un compañero de equipo, se considera que ha obtenido una ventaja y se sanciona con un fuera de juego.

Sin embargo, hay algunas excepciones en las que un jugador no puede ser sancionado por fuera de juego, como cuando recibe el balón directamente de un saque de banda, un saque de esquina o un saque de meta.

Índice
  1. Cuál es la regla 14 del fútbol
  2. Qué pasa si la pelota pega en el palo en un penal

Cuál es la regla 14 del fútbol

La regla 14 del fútbol es una de las normas fundamentales que rige este apasionante deporte. Esta regla se refiere específicamente al procedimiento para ejecutar un tiro libre, una jugada que puede ser determinante en el transcurso de un partido.

Según la regla 14, cuando se concede un tiro libre, el equipo que lo ejecutará tiene el derecho de realizarlo sin interferencias por parte del equipo contrario. Para ello, los jugadores rivales deben mantener una distancia mínima de 9,15 metros (10 yardas) desde el punto donde se realizará el tiro libre.

En cuanto a la posición de la pelota, ésta debe estar inmóvil antes de ser pateada y no puede ser tocada nuevamente por el mismo jugador hasta que haya sido tocada por otro futbolista. Además, el balón debe colocarse en el lugar exacto donde se cometió la infracción que generó el tiro libre.

En el caso de los tiros libres directos, es decir, aquellos en los que se puede marcar un gol directamente sin necesidad de que otro jugador toque el balón, el reglamento establece que el árbitro debe señalar claramente que se trata de un tiro libre directo levantando su brazo en alto.

Por otro lado, los tiros libres indirectos, en los cuales no se puede marcar gol directamente y se requiere que otro jugador toque el balón antes de que se produzca un gol válido, se señalan por parte del árbitro levantando su brazo en un ángulo de 45 grados. En estos casos, el balón debe tocar a otro jugador antes de que se pueda marcar un gol.

Es importante tener en cuenta que existen diferentes motivos por los cuales se puede conceder un tiro libre, como faltas cometidas por los jugadores, infracciones en el fuera de juego o conductas antideportivas. En cada caso, la regla 14 se aplicará de acuerdo a las circunstancias específicas que se presenten durante el partido.

Qué pasa si la pelota pega en el palo en un penal

En un penal, el objetivo del jugador que lo ejecuta es marcar un gol al lanzar la pelota hacia la portería contraria. Sin embargo, en ocasiones, la pelota puede impactar en el palo de la portería en lugar de entrar en el arco. ¿Qué sucede en ese caso?

Si la pelota pega en el palo en un penal, hay varias posibilidades que pueden ocurrir dependiendo de la trayectoria y el rebote que tenga. A continuación, analizaremos algunas de ellas:

  1. La pelota rebota hacia el interior del campo: En este caso, si un jugador del equipo que lanzó el penal es el primero en llegar al balón, aún tiene la oportunidad de marcar un gol en el rebote. El juego continúa y se pueden presentar diversas situaciones, como que el jugador remate de cabeza o de pierna para intentar convertir el gol.
  2. La pelota rebota hacia el exterior del campo: Si la pelota pega en el palo y se va hacia fuera de los límites del campo, se concede un saque de banda o un saque de portería al equipo contrario. En este caso, el equipo defensor se beneficia del fallo en el penal y tiene la oportunidad de retomar el control del balón y continuar el juego.
  3. La pelota rebota hacia otro jugador: En ocasiones, la pelota puede rebotar en el palo y luego en otro jugador, ya sea un compañero de equipo o un defensor. Si esto ocurre, el juego continúa y se pueden presentar diferentes situaciones según la ubicación y las acciones de los jugadores involucrados.

¡Que la Regla 14 guíe tu juego!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para asegurar que obtengas la mejor experiencia en nuestra plataforma. Leer más